La semana pasada la historia de Excálibur llamó la atención del mundo. Era el primer perrito en morir de Ébola sin siquiera nunca saber si de verdad estaba contagiado, ya que sus dueños se encontraban en cuarentena y en España no quisieron arriesgarse con él. En Dallas, la historia es completamente distinta, ya que el perro de la enfermera con Ébola está a salvo y con cuidados.

El alcalde de Dallas ha informado que el perro de la trabajadora, de raza Cavalier King Charles Spaniel y llamado Bentley  no tendrá el

mismo destino que Excálibur, sino que será cuidado con medidas sanitarias para que esté a salvo. Lo consideran muy importante para la enfermera que se encuentra contagiada y es una razón más para que lo cuiden.

El domingo por la tarde, la Policía de Dallas informó que un agente vestido con un traje de protección adecuado fue el encargado de alimentar al perro y darle agua, recibiendo los cuidados que nunca se le dieron a Excálibur. Por lo demás, el perrito no ha mostrado ningún síntoma y se encuentra en un lugar seguro.

La medida del alcalde de Dallas ha recibido elogios, principalmente de la comunidad animalista de España, quienes consideran que es la medida que debió recibir Excálibur la semana pasada, recibiendo monitoreos y cuidado, en vez de sacrificarlo sin siquiera hacer un diagnóstico previo.

 

Lee también: Excálibur, el perro del Ébola

Un comentario de “El perro de la enfermera con Ébola en Dallas será cuidado

  1. Pingback: Excalibur, el perro de la Ébola

Deja una respuesta

Escríbenos
1
Te ayudo, guauf
Perritorio responde
Hola!!
Gracias por escribirnos, ¿en qué podemos ayudarte :)?